Skip to Content

La Agricultura y el uso de la selva

Esta actividad era la principal base de la civilización Maya. Los productos más cultivados eran el maíz, el frijol, la calabaza, el chile, el algodón y una que otra raíz y árboles frutales. El método utilizado para preparar las tierras era el de talar y quemar. Y se guiaban por los almanaques agrícolas para saber los tiempos apropiados para plantar. Aunque sembraban diferentes productos, el maíz era uno de los más importantes y tenían diversas formas para prepararlo; tales como el atole, bebida espesa de harina de maíz, que se tomaba con chile; el posol, mezcla de agua y masa agria.

Los mayas fueron esencialmente agricultores y su principal alimento fue el maíz. (En la actualidad, la palabra maíz sigue siendo sinónimo de alimento.) Lo consideraban “La gracia de dios”, o sea una dádiva de los dioses a los hombres, cuyo deber sagrado era cultivarlo. La religión y la mitología de los mayas cuentan como los dioses crearon a la humnanidad con la masa del maíz, logrando con ello hacer al hombre más perfecto. El maíz constituía el alimento y la carne misma del hombre, cuya sangre, alimentaba a los dioses y al propio maíz, elevado así a la categoría de dios. Ese grano dio la esencia de su origen mítico religioso narrado en el Popol Vuh , y ha sido inseparable en su evolución y en su destino. Maiz se dice x-im (xiim, iximm, en fonética popular); im significa “seno de hembra, principio nutritivo y base de su subsistencia”, según nos dice Antonio Médiz Bolio en su libro Ocho ensayos mayistas.

Siendo la agricultura una actividad central en la vida de los mayas, se ha especulado mucho sobre las técnicas agrícolas que utilizaban con más frecuencia en la época prehispánica; si las de tipo extensivo, como el sistema de roza-tumba-quema, o las de tipo intensivo, como el riego y las terrazas. Hay evidencias de que combinaban ambas técnicas con otras alternativas, como la recolección, las huertas domésticas, los camellones o campos levantados, la arboricultura, la caza y la pesca. Es importante recordar que fue principalmente la selva tropical el tipo de ecosistema en el que los mayas vivieron y del cual obtuvieron su alimento. Sin embargo, las caracteristicas del trópico varian mucho y es posible que las diferencias en clima, suelo y vegetación determinaran la explotación de los recursos naturales y el tipo de sistema agricola utilizado. Las técnicas debieron, pues, adaptarse a la cantidad y calidad de la tierra disponible, al tipo de cultivos y a diversos factores socioeconómicos.

Los mayas eran grandes conocedores del medio en que vivian. Su clasificación de los tipos de suelo coincide con los estudios modernos más exactos, y su conocimiento de la flora y la fauna silvestres los llevó a sacar el mejor aprovechamiento de ellas. Alfredo Barrera Marín en su estudio “El manejo de las selvas por los mayas, sus implicaciones silvícolas y agrícolas”, sostiene que”… existen indicios de que la selva no representó para ese pueblo únicamente el medio a destruir necesariamente para abrir tierras al cultivo y para extraer madera, sino que se le vio como un recurso capaz de ser sometido inteligentemente a prácticas de conservación, de modificación y de aprovechamiento múltiple.

Sin respuestas para “La Agricultura y el uso de la selva” Deje un comentario ›

Deje una Respuesta

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Business Listing