Skip to Content

Importante hallazgo de un friso en la zona arqueológica de Calakmul

El friso estucado de 20 metros de largo por tres de ancho que fue hallado hace unos años en Calakmul y contiene importante información sobre los mayas, por fin será exhibido al público, informó el arqueólogo Ramón Carrasco, quien estimó que será en agosto de 2009 cuando eso ocurra.

Ubicado en el estado de Campeche, a 30 kilómetros de la frontera con Guatemala, el sitio de unos 70 km cuadrados fue descubierto en 1931 y en junio de 2002 fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por Unesco. Sobre el friso, el director del proyecto arqueológico recordó que contiene información muy importante sobre el lugar de origen de los mayas, hallada hace casi nueve años y no se había podido mostrar por falta de condiciones adecuadas para la visita del público.

Carrasco comentó que el hallazgo hizo necesaria una revisión de la idea que se tenía de que lo maya se había definido como cultura del año 200 a 100 a. C., cuando según el friso, “desde el 400 antes de Cristo, los mayas estaban establecidos”. Hoy se sabe que Calakmul es el mayor centro urbano del área maya del periodo Clásico y posee más de 500 restos arqueológicos, entre ellos una gran cantidad de estelas que han hecho que se le considere el depósito más grande de valiosos textos dinásticos mayas. Calakmul, que en lengua maya significa “dos montículos adyacentes”, estuvo habitado entre los años 500 a. C. y 1000 d. C. en los llamados periodos Preclásico medio y Clásico tardío.

El friso, expuso Carrasco, ofrece evidencia de que desde sus inicios el sitio de Calakmul fue de gran importancia, la cual se mantuvo a lo largo del tiempo, como se observa en la producción de obra artística de gran calidad que se aprecia en su pintura, escultura y monumentos. El arqueólogo recordó además que Calakmul sigue siendo uno de los sitios con la mayor cantidad de estelas distribuidas en el área maya, lo que lo convierte en un sitio con gran cantidad de información, sólo que por el deterioro de sus estelas, hay un periodo entre el año 500 y 600 que no se sabe qué pasó.

Actualmente Calakmul recibe un promedio de 25 mil visitantes y se espera que con la apertura al público de este friso, esta cifra aumente considerablemente (Notimex; source Milenio).

Six years ago, on December 10, 2002, this stucco frieze was discussed in some more detail, after having been recently discovered, in an online article available at the website of the daily Mexican newspaper La Jornada (edited by MNU):

Importante hallazgo de un friso en la zona arqueológica de Calakmul

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dieron a conocer el hallazgo ”más importante de la zona maya”: un friso de 20 metros de largo por tres de altura que marca la transición entre lo olmeca y lo maya en la estructura II de Calakmul, una de las dos más importantes de ese complejo arqueológico declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad el pasado junio. El descubrimiento permite establecer el año 400 aC como el inicio de la cultura maya. El friso es la parte superior de un edificio de 13 metros de altura fechado por la técnica de carbono 14 en el año 400 aC y ”parece ser la transición entre lo olmeca y lo maya”, explica el director del proyecto de Calakmul, Ramón Carrasco, ya que ”la declinación de la cultura olmeca ocurrió en ese año y la edificación es de esa época. Es el parteaguas entre ambas culturas”. En el friso se pueden observar elementos de las dos culturas.

La antigüedad del edificio permite definir ”el inicio de la cultura maya”, porque antes de este descubrimiento no se había podido precisar la fecha del desarrollo de este grupo. El arqueólogo precisa que la última ciudad olmeca fechada es La Venta, Tabasco, que data del año 700 aC, mientras que se consideraba el desarrollo de la cultura maya entre el 200 o 100 aC, ”teníamos una laguna de 200 o 300 años; pero con el hallazgo hay un cambio, una revisión de ese primer planteamiento y vemos que la cultura maya se establece desde el año 400 aC”.
El edificio fue localizado hace dos años y tiene como característica principal que está completo, pues en algunas construcciones prehispánicas se destruía parte de la estructura, pero en este caso fue sepultada ”de manera ritual”, porque es la representación de la montaña ”donde viven los ancestros que permiten la relación con la naturaleza y la muerte”.

Este hallazgo, agrega Carrasco, quien desde hace nueve años trabaja en la zona arqueológica descubierta en 1931, se realizó a partir de un túnel. El friso, decorado en colores negro y rojo, representa la primera portada zoomorfa al inframundo. En el centro se localiza la entidad anímica o espíritu ”que cae o entra a la montaña, al inframundo”. A los costados se observa la representación de dos aves, mientras en la parte superior se ubica la boca del monstruo de la montaña.

La entidad anímica ”no es una deidad, aunque algunos lo señalen como el dios Joven del Maíz, y permite la transición del ser humano entre la vida y la muerte. Para mí -expresa- no había una diferenciación vida-muerte, sino una transición”.

Bóvedas de cañón, otra incógnita – A la par del friso, que se encontró casi intacto y sólo requirió reconstruir algunos detalles, se localizó en la subestructura una bóveda de cañón de tres metros de ancho, única en la arquitectura mesoamericana, lo que hace necesario un replanteamiento de la arquitectura maya y su capacidad de desarrollar un sistema constructivo avanzado. ”Lo que conocemos de este tipo de bóvedas de cañón corrido es la que inventaron los romanos. Ahora, por qué los mayas dejaron de construir bóvedas con esta característica es una incógnita, ya que después manejaron la bóveda en salidizo, en la que las piedras se acercan paulatinamente y se cierran en la parte alta”, agrega Carrasco.

La bóveda de cañón corrido ”permite espacios más grandes y estructuralmente es un poco más estable. Una habitación o un recinto de tres metros de ancho para el 400 o 300 aC, es impensable”. La bóveda representa una cueva que sería el paso al inframundo. A la entrada se observan varias manos pintadas en negro y una pintura, casi imperceptible, ”que se conservó”, y en la que es posible observar detalles olmecas, como el ”diente de tiburón y los amarres en la cabeza”.

El sitio del descubrimiento se abrirá al público posiblemente el próximo año, pues todavía falta realizar algunos trabajos, como la colocación de un equipo especial fabricado en Francia para medir temperatura y humedad, llamado termohidrómetro, que permitirá establecer la cantidad de visitantes y el tiempo que podrán permanecer en el lugar.

(written by Ericka Montaño Garfias; source La Jornada).

Sin respuestas para “Importante hallazgo de un friso en la zona arqueológica de Calakmul” Deje un comentario ›

Deje una Respuesta

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Business Listing